WHAT'S NEW?
Loading...

BTL Y EL ARTE


El arte es un termino complejo y muy amplio, en la real academia española hay nueve definiciones de arte y las que más se relacionan con lo que se trabaja en el BTL teniendo en cuenta que va ligado a la publicidad alternativa y al marketing de experiencia son:

1. "Capacidad, habilidad para hacer algo".
2. "Manifestación de la actividad humana mediante la cual se interpreta lo real o se plasma lo imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros".




Hay muchas clases de arte desde abstracto hasta liberal, pero lo cierto es que el arte y el BTL se relacionan cuando aparecen las experiencias, muchas empresas o marcas utilizan estrategias BTL para fomentar diferentes objetivos y lo más importante es que tengan contacto directo con el público.

sauce below

Entre más lúdica sea tu campaña, más impacto va tener. En Bogota Colombia, la bodega de vinos Navarro Correas sorprendió a la gente que paseaba por el parque de la 93 con una campaña below the line para promocionar sus productos a través del arte.




Ahora bien, la característica principal de las campañas BTL siempre tienen como objetivo la interacción del producto o servicio con el cliente de forma directa, cara a cara, esto les permite conocer su propia identidad y también la del consumidor potencial.

¿Cómo conjugar el arte y el BTL?

En conclusión, el arte provee a las personas vivir una experiencia y por esta razón las marcas deciden cada vez más invertir en esta área, para involucrar el arte puedes tener en cuenta estos tips:

  • Tener algo que te haga distinto a los demás.
  • Las campañas que plantees deben ser divertidas ya que el objetivo es pasar un buen rato. 
  • Generar ideas innovadoras que se conviertan en mensajes que transmitan sentimientos y generen reacciones. 
  • Conocer la técnica, saber qué canal es el más adecuado para comunicar su mensaje.
Las personas creativas e ingeniosas son capaces de aterrizar sus ideas y llevarlas a cabo, un ejemplo de arte y btl juntos lo realizo la marca de autos Lexus, que conecto su nuevo modelo a un software capaz de pintar según la forma de conducir, tuvo lugar en Bélgica y fue desarrollada por la agencia Happiness.